martes, 12 de abril de 2016

M.A.R. Editor presenta en la Biblioteca Municipal Eugenio Trías, de Madrid, Mujeres en la historia (3) La Ilustración

M.A.R. Editor presenta en Madrid el tercer volumen de Mujeres en la historia, dedicado a La Ilustración, con relatos de autoras clásicas como Madame de La Fayette, Lady Mary Wortley Montagu, Olympe de Gouges o Mary Chudleigh y un destacado grupo de escritoras contemporáneas.
Presenta el libro: Montserrat Suáñez, directora literaria de la antología, con la participación de las escritoras: María Luisa de León, Rosi Serrano, Ana Gefaell CamachoTeresa Iturriaga OsaElena MarquésCarmen Martagón, Pilar EscamillaCarmen Martí FabraCharo Martínez y Sara Sánchez Rivas. Con la actuación de la pianista Natalia González de León
El acto de presentación tendrá lugar en la Biblioteca Municipal Eugenio Trías, Paseo Fernán Núñez 24, El Retiro, Madrid, el viernes, 15 de abril, a las 19:00 h .
Este libro pertenece a un proyecto de recuperación de destacadas figuras femeninas que nació
con Mujeres en la historia (1800-1940), con autoras como Josefina Aldecoa, Edith Wharton, Marie d'Agoult, María Zaragoza o Zinaída Hippius, y continuó con Mujeres en la historia (2) desde 12940 hasta nuestros días, con autoras como Josefina Aldecoa, María Zaragoza, Laura Garrido, Ángel Hernández Benito o Carmen Moreno, entre otras.
 Afirma Montserrat Suañez sobre Mujeres en la historia (3) El Siglo de las Luces fue una época crucial, porque en él arrancó la polémica feminista, el debate en torno a la igualdad entre ambos sexos. Esto no quiere decir que la idea fuera acogida con agrado por la mayoría de los varones ilustrados, pero fue una consecuencia inevitable de las nuevas corrientes de pensamiento que comenzaban a extenderse. Las mujeres cultivaron ese sentimiento igualitarista y lucharon por no quedar excluidas de los derechos y libertades que se planteaban, del acceso a la educación. Su éxito fue relativo, pero no deja de constituir un paso de gigante”.
Sobre los personajes más destacados de la época, afirma Montserrat Suáñez “Yo elegiría tal vez a Mary Wollstonecraft, la madre de Mary Shelley. Fue una feminista pionera que luchó por el acceso de las niñas a la educación y por la igualdad de derechos, sintetizando en su obra los argumentos de la polémica. Entre las famosas salonistas francesas tan influyentes me quedo con la marquesa du Châtelet, una mujer libre y rebelde que estudió álgebra y física en una época en la que la ciencia aún estaba vedada a las mujeres. Una vez se vistió de hombre para lograr entrar a un café en el que se reunían los científicos de la época, y poder así discutir de matemáticas. En España también tuvimos nuestras representantes, por ejemplo Josefa Amar y Borbón, defensora de la educación laica y de la igualdad de la mujer. Y, desde luego, no podemos olvidar a Olympe de Gouges, autora de la Declaración de los derechos de la mujer y de la ciudadana, uno de los textos fundamentales de la Revolución. Pero en la antología no solo hay intelectuales, sino también mujeres que defendieron sus ideales con las armas o incluso desde el claustro de un convento”.
      
      Sobre la necesidad proyectos como Mujeres en la historia, opina la escritora Marta Gómez Garrido, participante en el 2º volumen: “Es muy positivo que las mujeres puedan elegir sus modelos a seguir, pero lo es más aún que existan esos modelos, que les lleguen, porque hasta hace poco más de un siglo parecía que sólo había dos modelos de mujer: el ángel del hogar frente a la mujer demoníaca o malvada. En España no había prácticamente modelos de mujeres remarcables por su trabajo o su labor, a no ser que estuviese relacionado con la religión. Todavía faltan muchos referentes femeninos, por ejemplo es indignante que en los colegios se estudien infinidad de escritores, escultores, pintores, políticos… y que sólo un porcentaje ínfimo de ellos sean mujeres. Ni siquiera en los posgrados de literatura hay casi escritoras, cuando las ha habido. Se suele achacar a la calidad de su escritura, sin molestarse en leerlas, como si todas las mujeres, por el hecho de serlo, tuvieran una forma de escribir idéntica y poco valiosa para ser recordada, mientras que nadie pone en duda la calidad de la literatura masculina porque la masculina es la literatura, y la femenina es como un género literario aparte. De hecho, sería positivo que, igual que todas las mujeres tenemos referentes masculinos, los hombres tuviesen también femeninos y que esto no fuese una lucha sino algo en común, porque no sólo las mujeres perdemos sin esos referentes, el hombre pierde también. Hasta hace poco, la sociedad estaba haciendo oídos sordos a la mitad de la población y eso es perder mucho”.


            Lucía del Mar Pérez, editora literaria del primer volumen de Mujeres en la historia afirma sobre las mujeres que vivieron el paso de finales del S. XIX a comienzos del S. XX “El mundo del arte se convirtió en un excelente campo para la improvisación, buscando una ruptura permanente de lo establecido. Comienza la época de los ismos. Compartiremos el espíritu de la Sezession en la Viena de Gustav Klimt desde la atenta mirada de Emily Flöge, impregnada de art decó. El Impresionismo se convirtió en uno de los movimientos artísticos finiseculares más innovadores, a pesar de sus desencuentros con la pintura academicista. Una tendencia pictórica caracterizada por la máxima importancia concedida al efecto que la luz y los colores producen en la retina. Una impresión captada en un instante fugaz, un dibujo borroso, al igual que el papel de la mujer en el mundo del arte. Figuras como Berthe Morisot, Mary Cassatt o Camille Claudel pasaron desapercibidas en un mundo de hombres, en una sociedad occidental patriarcal y donde el género femenino rara vez ha sido considerado como creador. La incomprensión y el rechazo hacia la mujer artista también alcanzaron a la pintura Naif de Seraphine Louis, o la de la española María Blanchard. Pocas artistas contaron con cierto reconocimiento”.

Fotografías de Vera Kukharava:
-Portada de Mujeres en la historia 3.
-Elena Marqués y Lucía del Mar Pérez.
-Ana Zarzuelo y Montserrat Suáñez.
-Virginia Cantó, Virginia Valdominos, Sara García Perate, Teresa Galeote, Sara Sánchez Rovas, María Luisa de León.
-Miguel Ángel de Rus, Sara Sánchez Rivas, Rosi Serrano, Charo Martínez, María Luisa de León, Carmen Martí Fabra
-En la Feria del Libro María Zaragoza y Belén Rodríguez Quintero con Javier Fernández Jiménez

No hay comentarios:

Publicar un comentario