viernes, 18 de marzo de 2016

Entrevista a Francisco Estupiñán por Negro Juan: Sevilla era la ciudad con más esclavos de Europa en el siglo XVI y buena parte de ellos eran negros.

P-.¿Quién era Juan Garrido, hombre negro que participó en la conquista de América y qué constancia histórica hay de su existencia?
R.-Garrido era un negro libre nacido en alguna parte del continente africano que, no sabemos bien cómo, terminó participando en la conquista y colonización de América con los españoles. El documento más acreditativo de su existencia es su probanza, un acta notarial en el que reclamaba mayores recompensas por sus servicios a la corona y en la que consta la declaración de testigos que dan fe de lo que allí se cuenta.

P.-Llama la atención el hecho de que fuera un hombre libre, cuando en los países no hispanos de América todos los hombres de raza negra eran esclavos.
R.-También en la América hispana y en la propia España estaban esclavizados. Es muy famoso el esclavo negro Estebanillo, quien también estuvo en la conquista. Sevilla, además, era la ciudad con más esclavos de Europa en el siglo XVI y buena parte de ellos eran negros. Añado como curiosidad que Boda de negros es un romance satírico sobre esclavos de Quevedo que escandaliza a cualquier lector contemporáneo. Garrido debía ser de las pocas excepciones que confirmarían la regla.

P.- ¿Cómo era el Santo Oficio de la época?
R.- Pues como todos sabemos, no en balde su leyenda fue ganada a pulso: un órgano de la intransigencia que perseguía a moriscos y judíos y también a todo aquel que, según ellos, se apartara de la ortodoxia católica. No pocos procesos de la Inquisición fueron contra protestantes.

P.- Nuestro protagonista va con Ponce de León incluso a la conquista de Puerto Rico. ¿Cómo vivieron aquella aventura?
R.- Cabe suponer que de manera truculenta, pues entre las luchas contra los nativos para apoderarse de la isla y sus recursos y las batallas entre las facciones de los conquistadores para apropiarse de títulos y riquezas, no creo que la vida les fuera sencilla. Además, lo mismo que los nativos se vieron afectados por las enfermedades importadas por los europeos, sucedió también al contrario, como fue el caso de la sífilis.

P.- ¿Cómo es La Florida que conquistan y qué mitología había alrededor de aquel viaje?
R.-La Florida no era tan exuberante como la América Central, pero Ponce de León aspiraba a asentarse como conquistador en el continente. Esa era su principal ambición cuando preparó aquella expedición, aunque también estaba el mito de que era la tierra de la Fuente de la Eterna Juventud, que seguro que se utilizaba convenientemente para atraer tropa. Pero lo cierto es que el intento de Ponce no sólo fracaso, sino que le costó la vida.

P.- El negro Juan fue retratado por Diego de Rivera en un mural -aunque no habían imágenes verdaderas de él- porque fue un personaje importante en la llegada de los españoles a México con Hernán Cortés. ¿Qué grandes cambios en la agricultura y qué actos reseñables llevaron a cabo?
R.- Se cree que Juan Garrido se sumó tardíamente a las huestes de Hernán Cortés, pero su excepcionalidad racial -y seguro que personal- no dejaron que pasara desapercibido para la historia. Fue el responsable de la edificación de la iglesia de los Mártires, así llamada por los que perecieron en la Noche Triste y hoy conocida como de San Hipólito. Sigue conservándose el templo en el actual México DF. También fue el introductor del cultivo del trigo en el Nuevo Mundo y es así como lo retrata Rivera, plantando trigo. En fin, nuestro personaje forma parte de la historia fundacional de la actual nación mexicana.

P.-¿Cuánta documentación ha sido necesaria para una novela como esta?
R.-Además de la probanza que cité anteriormente, he tenido como fuentes principales El imperio español y La conquista de México, de Hugh Thomas, además de Juan Garrido, el conquistador negro en las Antillas, Florida, México y California, del portorriqueño Ricardo E. Alegría. En estos textos se recoge todo lo que se sabe de Garrido, que no es mucho. Como anécdota, el de Alegría es un libro al que le tengo particular afecto por el hecho de que lo encontré por internet en una librería de viejo de Cambridge y me lo mandaron por mensajero a un precio ínfimo. Además, tiene la dedicatoria del autor a un bibliófilo inglés amigo suyo. Me gusta imaginar los avatares sufridos hasta que llegó a mis manos.

P.- Hay quien en el presente vuelve a idílicas imágenes de razas puras, de territorios alejados del mundo, puros y sin contaminaciones, pero tú muestras la riqueza que pudo aportar el mestizaje.

R.- En mi condición de canario, no puede ser de otra forma. Canarias es el resultado del mestizaje de españoles, portugueses, italianos, franceses, aborígenes, moros… Y entiendo que esa es una de las principales riquezas de mi tierra, que tiene una cultura singular hibridada de todas estas influencias. Algo muy similar ha ocurrido en América. Desde luego, el mestizaje no es excluyente, sino inclusivo y da lugar a sociedades abiertas, más tolerantes y cosmopolitas, según mi opinión.


Negro Juan (M.A.R. Editor) ha sido presentada en Tenerife Noir, Festival Atlántico de Novela, en un acto celebrado en la Librería La Isla
Más información en M.A.R. Editor  http://www.mareditor.com/narrativa/negro_juan.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario